"IMPECABLE" - WENDY SALAZAR (EXPRESIONES ARTE)

photo.jpg
Siempre el teatro de terror llama la atencion, así como cualquier cosa que nos de miedo; la gente dice "no me gusta que me espanten", pero vemos como el éxito detrás de una obra de este genero, hace que tal dicho sea de dientes para fuera, tal es el caso de "La dama de negro" y sus más de 20 años en cartelera.

En esta ocasión, el talento mexicano llega a los escenarios para traernos esta historia de terror, llamada "El otro lado", misma que cuenta con las actuaciones de Anabel Ferreira, Eugenio Montessoro y Luis Fernando Peña, quienes de la mano de Sergio Arroyo, nos llevan a una historia de suspenso, terror y angustia, culpa de la magia negra.

"Fernando" (Luis Fernando Peña) es un maestro de universidad, quien, días antes de la celebración en México del Día de Muertos, comienza a sufrir dolores de cabeza intensos, y un terrible insomnio, el cual, lo pone en alerta todo el tiempo. Declarado ateo, se niega a aceptar que hay vida después de la muerte, pero por alguna extraña razón, comienza a sentir curiosidad sobre esta celebración.

Estando en su casa, comienza a escuchar ruidos extraños, su televisor se enciende sin motivo alguno, así como un radio viejo, el cual le regaló en alguna ocasión su tío "Alfonso". Estos fenómenos se repiten una y otra vez, hasta que "Fernando" recibe una llamada telefónica desconcertante, es su tía (Anabel Ferreira) quien le informa que su hermano, el tío "Alfonso" ha muerto, y ella necesita de su apoyo en este momento, así que "Fernando" viaja a Oaxaca, solo para enterarse de algo macabro y terrible. El tío ha dejado atrás algo que le cambiara la vida tanto a "Fernando", como a su tía y hasta a la misma Fran, la vecina imprudente de el.

Sin duda, las actuaciones destacadas son las de Anabel Ferreira, Eugenio Montessoro y Luis Fernando Peña; los que definitivamente se llevan el aplauso de pie, aunque usted lo dude, son los técnicos. El trabajo de este equipo de producción es impecable; los cambios de escenografía tienen un ritmo excelente, aunque me gustaría mencionar un pequeño incidente, no con el afán de contradecirme en lo que digo, si no para hacer una crítica mordaz, es más, una acusación: una de las mamparas se atoró en una escena, la canija no quería girar; en un intento desesperado, los técnicos trataban de hacerla girar, pero no podían. Dentro del público asistente se encontraba una "vlogguera" llamada Hilda, de un canal de YouTube que habla de tonterías y según, de telenovelas, que ni vale la pena mencionar, y por supuesto no pienso hacerle publicidad, pero si decir su nombre y acusarla. Cuando el incidente de la mampara estaba en su máximo momento de angustia para todos los presentes, (rogábamos porque girará, nos angustiamos por ellos) la voluminosa mujer en cuestión, comenzó a carcajearse de una forma espeluznante. Su risa fue la única que, atónitos por aquella falta de respeto, escuchamos. De ahí, comenzó el caos para el público: el climax de la obra contiene maravillosos efectos especiales para teatro, (otro motivo para aplaudir a los técnicos) y porque no, la mujerzota ésta, siguió riéndose, y gritaba expresiones burlonas como "¡uy que miedo!" y "¡ay mamá!", arruinando muchas partes de la obra para los presentes, teniendo que soportar su falta de educación. Y hasta llegaron a callarla. Deberían sacarla más seguido. Aquello fue tremendamente desagradable.

Después de esta mención necesaria, regresemos a lo importante. El esfuerzo de esta producción es aplaudible. Hacer teatro de terror no es fácil, ya que siempre existirá la delgada línea de hacer reír o provocar un buen susto. Ahora bien, hacer este tipo de teatro con una obra mexicana, es más aplaudible aún, aunque existen elementos que sobran, como el "monstruo" que debería ser más sutil en sus apariciones, ya que la caracterización del mismo no es buena, y no fue recibido con buenos comentarios. La historia no es predecible, aunque el texto en ocasiones es un poco cansado y confuso, sobre todo la parte inicial.

frente interior.jpg

Luis Fernando Peña queda comprobado una vez más, que es uno de los mejores actores de la nueva generación en nuestro país, manejando el sarcasmo y hasta la comedia excelentes, y ya sabido es, el drama. Ver a Anabel Ferreira en un personaje misterioso, serio y con peso escénico, después de verla en su maravilloso personaje en "Tercera Llamada" , y ahora en una puesta de terror, sacando sus grandes dotes histriónicos, es un agasajo. Ni que decir del maravilloso trabajo de Eugenio Montessoro, quien en mi humilde opinión, lo hallo un poco desperdiciado en esta puesta, pero sus participaciones son por demás, limpias y excelentemente bien actuadas.

"El otro lado" es una buena propuesta de teatro de terror, ademas de una opción para el espectador, ya que la única obra de este genero en nuestro país hasta hace unas semanas, solo era "La dama de negro". Si te animas a verla, prepárate para ponerte nervioso, desde que entras a la sala... Me gustaría advertirles, pero prefiero que vayan a verla.

Lo bueno: La producción, la música y el audio, las actuaciones, la escenografía del departamento de "Fernando" y los efectos especiales.

Lo malo: La "caracterización" del monstruo y en ocasiones el texto.

Lo excelso: Rafael Perrín y Antonio Calvo fueron los padrinos del estreno, y el señor Perrín no dudó en "destrozar" a la tipa mal educada que se carcajeó diciendo: "Es lamentable que por un error técnico que a todos nos puede pasar, y más en un estreno, existan personas que se rían, demostrando la poca educación y cultura qué poseen". Bravo.

Consulta aquí abajo los días, horarios y costos para esta obra. Dale click en "El otro lado".

http://www.expresionesarte.mx/index.php/component/k2/item/3989-el-otro-lado

¡LO NUEVO!
NOTICIAS RECIENTES